Inicio » Oración de Protección a San Miguel Arcángel

Oración de Protección a San Miguel Arcángel

En momentos de desesperación, es normal desear elevar una plegaria para que los santos de la iglesia la escuchen e intercedan por nosotros. Por ello siempre es bueno conocer la Oración de protección a San Miguel Arcángel, para realizarla cuando sea necesario.

Oración de protección

San Miguel Arcángel es un reconocido santo protector, a quien se le pide fuerza, apoyo y auxilio en momentos de lucha espiritual que requieren de la mayor de las fortalezas por nuestra parte. Para ello se utiliza esta oración que te dejamos a continuación.

Bienaventurado San Miguel Arcángel, protégeme, sé mi guardián y custódiame en mi día a día, tanto en el camino como en las batallas espirituales que enfrente, que tu santa luz y protección me acompañe de día y de noche.

Defiéndeme del enemigo que pretende dañar mi alma y de sus agentes del mal, te pido San Miguel Arcángel. Ayúdame a librar mis batallas sin ofender a Dios.

En la hora de mi muerte, te pido que me tomes de la mano y me lleves contigo a la gloria de nuestro Padre Eterno. Amén.

Repite: San Miguel Arcángel ilumíname con tu luz, San Miguel Arcángel Protégeme con tus alas, San Miguel Arcángel defiéndeme con tu espada.

Oración a San Miguel Arcángel para protección contra todo mal

Oración de Protección

Esta oración se utiliza para pedir a San Miguel su protección en cualquier momento, con la intención de que nos mantenga a salvo de cualquier mal que pueda afectarnos.

Glorioso y altísimo príncipe de la hueste celestial San Miguel Arcángel, te pedimos que nos defiendas en las batallas que libremos y en los terribles combates que enfrentamos contra los principados y potestades del aire, contra los dominadores del mundo de las tinieblas y en contra de cualquier espíritu del mal.

Ven San Miguel Arcángel y socorre al hombre a quien Dios Todopoderoso creó como Inmortal, hecho en ayuda del hombre, a quien Dios Todopoderoso creó como inmortal, hecho a su imagen y semejanza y redimido por un gran costo de la tiranía de Satanás.

Libra con nosotros en este día la batalla del señor, junto a los santos Ángeles, igual que combatiste al líder de los orgullosos Ángeles, Lucifer y a su hueste apóstata, quienes no pudieron resistirse y debieron abandonar su lugar en el cielo, pues ya no había espacio para ellos.

Esa cruel serpiente antigua llamada demonio, diablo o Satanás, que sedujo al mundo entero y que continúa haciéndolo con quiénes no tienen Fe. Ayúdanos a derrotar a esa serpiente que fue arrojada al abismo junto con sus ángeles.

Contempla este enemigo primitivo y asesino del hombre, que ha tomado fuerza transformado en un ángel de luz, anda alrededor del mundo con una multitud de espíritus malvados y perversos, invadiendo la tierra con la intención de borrar el nombre de Dios y de Jesucristo, para apoderarse asesinar y arrojar a la eterna perdición las almas destinadas a la corona de la gloria eterna de Cristo.

Este malvado dragón inunda de la forma más impura el mundo con su veneno de malicia y ataca la mente de los hombres, convirtiéndola en depravada y corrupta de corazón.

Ayúdanos a combatir el espíritu de mentira, de impiedad, de blasfemia y de aire pestilente de impureza y de todo vicio e inequidad. Todos estos enemigos han pretendido llenar y embragar con hiel y amargura tu iglesia, la esposa del Inmaculado Cordero, y han puesto sus manos impías en las más sagradas posesiones del reino de Señor, en el santo lugar en donde la sede de San Pedro y el asiento de la verdad han sido colocadas, a manera de luz para el mundo.

Ellos han levantado el trono de su abominable impiedad con el designio inocuo de que cuando el pastor está herido, también las ovejas podrán ser heridas.

Entonces, San Miguel Arcángel, oh príncipe invencible, concédenos la ayuda al pueblo de Dios en contra de los ataques de espíritus perdidos y malignos, concédenos la victoria al pueblo de Dios, pueblo que te venera como su protector y su patrono. En ti la gloriosa iglesia se regocija, porque tu defensa contra el maligno es un poder que ayuda a regresarlo al infierno, a ti te ha confiado Dios las almas de los hombres para ser cuidadas y establecidas en la bienaventuranza celestial.

Ora al Dios de la Paz para que ponga a Satanás bajo nuestros pies, derrotado y postrado para que no pueda dañar al hombre o mantenerlo en cautiverio, o incluso lastimar a la iglesia. Ofrece nuestras oraciones a la vista del altísimo para que podamos encontrar pronto misericordia ante los ojos del señor y vencer al dragón, conocido como la antigua serpiente, el diablo o Satanás, para que tú nuevamente lo pongas cautivo en el abismo y que nunca más pueda escapar y seducir a las naciones de Cristo. Amén.

Oración a San Miguel Arcángel de protección contra el mal

Mujer en posición de oración - Pidiendo Protección a San Miguel Arcángel

Esta oración es de las más extensas y satisfactorias que podrás encontrar para pedir a San Miguel Arcángel su favor y protección ante el mal.

Oh San Miguel Arcángel, tú que entre los príncipes del cielo eres de los más poderosos, esta es la razón principal por la que el día de hoy acudo a ti, al igual que otros días para que intercedas por mí ante Dios Todopoderoso Nuestro Señor.

Para esto te ofrezco este y todos los días de mi vida, la más grande devoción sincera de mi alma y mi corazón, para que la cubras con tu llama azul.

Querido San Miguel Arcángel, tú que tienes el poder y la voluntad de ayudar a las personas cuando más lo necesitan, de escuchar los problemas que están relacionados con el amor y de socorrer a quienes libran sus batallas, te pido que en esta ocasión escuches mi oración y me ayudes a sanar, me libres de todo el mal y me ayudes a combatir los problemas de mi corazón, brindándome tu apoyo y tu protección.

Amado Santo, tú siempre has luchado en favor de Dios por eso hoy te pido de corazón que me socorras y me ayudes a defenderme del mal que a diario me acecha, te ruego que no permitas que me hagan daño, líbrame también de los pensamientos malignos que puedan conducirme al pecado y libera a todas las personas que me rodean para que no puedan ser afectadas por mis malas decisiones.

Mi querido San Miguel Arcángel, mi príncipe celestial, te pido que me concedas tu gracia y me ayudes con tu poder a sanar mi corazón y el de las personas que me rodean, no es mucho lo que te pido, solo necesito ayuda y que me socorras con esta petición especial que tanto me angustia. (Añadir aquí tu petición).

Te pido que me ilumines con la luz de tu espada y que liberes a todas las almas que se encuentran atrapadas bajo la voluntad del perverso, dominadas por Satanás, que la gracia de Dios se manifieste y que su poder infinito se derrame sobre mí y mis seres queridos, librándonos siempre de todo mal. Acércate a nosotros acompañado de tu ejército de luz y cuida de mí y mis seres queridos, cobíjanos bajo tu manto y el de tu ejército celestial, que siempre lucha para desterrar toda la maldad del mundo, te pido poder ser testigo de ello.

Te ruego que me escuches y aceptes esta petición para que me ayudes a vivir en medio de esta desesperanza, librándome de todas las preocupaciones. Tú que no permites a tus creyentes el sufrimiento ni el dolor, que ayudas a las personas que realmente son merecedoras de ello, te pido que contemples con tus ojos de misericordia mis necesidades y te solicito ser digno de tu ayuda y tu intercesión ante Dios nuestro Señor. Amén.

Oración corta a San Miguel Arcángel

mujer realizando oración de arrepentimiento dentro de una iglesia católica

Esta es una oración corta que puede hacerse a diario antes de salir de casa, para solicitar la protección de San Miguel Arcángel.

Oh San Miguel Arcángel, defiéndenos en nuestra lucha, concédenos el amparo contra la maldad, la perversidad y el acecho del demonio.

Que Dios manifieste sobre ti su poder y atienda a nuestra humilde súplica. Y tú, Príncipe de la Milicia Celestial, socórrenos con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás para que se quede en el fondo de este abismo junto con los demás espíritus malignos que vagan por el mundo arrastrando almas a la perdición. Amén.

Otra versión de esta oración corta

Esta es otra alternativa corta para recitar a diario y pedir la protección de San Miguel Arcángel.

Oh glorioso San Miguel Arcángel, príncipe y caudillo del ejército celestial de Cristo, custodio y defensor de las almas, guarda de la iglesia, vencedor, luchador, terror y espanto de los espíritus malignos e infernales.

Humildemente te imploramos que te dignes a librarnos de todo mal a quienes recurrimos a ti y depositamos nuestra confianza en tu espada, que tu favor nos ampare y tu fortaleza nos defienda, que mediante tu protección podamos servir a El Señor exitosamente y mantenernos en el camino de Cristo, que tu virtud nos inspire a esforzarnos día a día en nuestra vida e incluso en la muerte.

Que defendidos por tu poder, del infernal dragón maligno y sus amenazas, podamos salir de este mundo terrenal y trascendamos al cielo, presentados por ti y libres de toda culpa ante la justicia divina del señor. Amén.

Oración diaria para San Miguel Arcángel

Si eres devoto de San Miguel Arcángel y deseas orar cada día antes de salir de casa, esta oración es perfecta para ti.

San Miguel Arcángel, defiéndeme en las batallas diarias, sé el amparo que necesito ante la fatalidad y los asedios del demonio, acaba con él y con sus espíritus perversos.

Tú, San Miguel Arcángel, guardián celestial, envía al infierno a todo aquello que venga de la mano de Satanás, con tu poder, libra del demonio al mundo y protege nuestras almas. Amén.

Oración poderosa a San Miguel Arcángel

Para que puedas recibir el favor de San Miguel, en ocasiones es necesario recurrir a poderosas oraciones como esta.

Poderoso San Miguel Arcángel, tú que eres el enviado del Señor y que sirves a Cristo, que por tu lealtad fuiste el elegido para la anunciación a la Virgen María, te pido que me guíes.

Tú, el guerrero fiel de Cristo, el más ecuánime en las batallas difíciles y oscuras, defensor del cielo y guía de luz, te imploro que en estos momentos tan duros me socorras, abras los caminos para mí y me des tu protección.

Ayúdame y guíame para que pueda enfrentar todos los obstáculos en mi camino y salir airoso de las batallas que se me presenten. También te pido que me protejas para no caer en las tentaciones y me fortalezcas ante mis enemigos.

Usa tu escudo para cubrirme y protegerme, para que nada malo pueda tocarme, que con tan solo tocar tu escudo se transforme en cosas buenas y positivas, aleja de mi todo lo malo y negativo que no me permite avanzar en mi camino y arranca de raíz aquello que desea atacarme, para que pueda avanzar libre hacia mi destino, sintiéndome protegido y tranquilo.

Dame la fortaleza espiritual que necesito, para que la duda jamás me afecte, protégeme con tu poderosa armadura de toda la maldad, aunque sea la más oscura que exista.

Engrandece mi fe, te suplico que me protejas en todo momento, me des fortaleza ante la perversidad y me ilumines para que guíes mi camino a través de tu luz, estar limpio y poder entrar al reino de los cielos. Te lo agradeceré eternamente. Amén.

Oración de San Miguel Arcángel para superar dificultades

Esta oración es ideal para solicitar socorro en momentos de adversidad y desesperanza.

Amado y respetado San Miguel Arcángel, tú poderoso vencedor en las batallas espirituales más grandes, te imploro que me ayudes a vencer ante mis combates a aquellos que atormentan mi alma, espíritu y corazón.

Oh San Miguel, defiéndeme del mal, protégeme de las trampas y líbrame de los ataques de mis enemigos, con tu poderosa espada defiéndeme y acaba con ello, irradiando luz para iluminar mi camino.

San Miguel Arcángel, líbrame de todo mal, socórreme en las tormentas, defiéndeme de los peligros, protégeme de mis enemigos, sé mi valiente guerrero de luz y guíame por el camino de la paz. Amén.

San Miguel Arcángel

San Miguel es uno de los 7 Arcángeles y pertenece al grupo de tres cuyos nombres se repiten en los textos sagrados de la Biblia, además de él, los otros dos son Gabriel y Rafael.

Dentro de la iglesia se considera a San Miguel con alta estima, ya que entre los arcángeles a él se le llama el príncipe de los espíritus celestiales y el jefe o cabeza de la milicia celestial, por ello en su imagen se representa con el color azul, una espada y escudo que protege contra los peligros.

En tal sentido, San Miguel Arcángel es un ángel de protección que ofrece fuerza a los feligreses para librarlos de la oscuridad y de la maldad. Su misión se orienta al vencimiento de batallas espirituales y es a quien se le conoce por haber llevado al abismo a Satanás.

Otras oraciones que te pueden interesar

En el siguiente listado podrás encontrar algunas oraciones que pueden servirte en diferentes situaciones de tu vida:

Deja un comentario